El Municipal de Santiago realiza pasantías técnicas a profesionales de regiones

En convenio con el Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, el área de Extensión Cultural del Municipal de Santiago desarrolla una importante labor de difusión de la música y las artes escénicas a lo largo de todo Chile, ya sea con espectáculos protagonizados por los cuerpos estables −conciertos de cámara, líricos y ballet− o a través de actividades de formación.

 

En el marco de este convenio, desde el 11 al 14 de septiembre, el Municipal de Santiago recibió a profesionales técnicos del Teatro Municipal de Arica, el Centro Cultural Atacama de Copiapó, la Universidad de la Serena, el Teatro Regional de Rancagua, el Teatro Bíobío de Concepción, el Centro Cultural Violeta Parra y el Centro Cultural Espacio en Construcción de Valdivia. “Venimos de distintas partes de Chile y todos trabajamos en distintas áreas, entonces la impresión fue absolutamente distinta para todos”, comenta Marcos Barría, del Centro Cultural Atacama.

Durante los cuatro días que duró la pasantía, los participantes se reunieron con los responsables del área técnica del Municipal y fueron testigos de diferentes procesos del montaje de la ópera El barbero de Sevilla. Cada uno sacó sus conclusiones según la realidad de sus espacios. Barría comenta, por ejemplo, que la asesoría del taller de iluminación los ayudó a decidir qué consola comprar para su teatro. Pía López, del Teatro Regional de Rancagua, explica que ellos están en un proceso de pre-producción de las óperas que presentarán en 2019 y que la pasantía les permitió interiorizarse respecto de “los temas de realización escenográfica, los materiales a usar, los tiempos que usan, ver todo el tema de montaje en el escenario, los tiempos y tipos de ensayo que se hacen”. En tanto, Tania von Arx, del Centro Cultural Espacios en Construcción, comparte que “para mí como música siempre es un tema cómo un músico se pone en el escenario. Hay un músico con un instrumento que es, a la vez, un objeto escénico, entonces ver temas relacionados con la iluminación y la acústica nos sirve porque en todos los montajes tenemos músicos en vivo en el escenario”.

En total, fueron 15 los profesionales que participaron de la pasantía técnica. “Sus procesos son bastante parecidos a los nuestros, guardando las proporciones. Pero lo más impresionante es que cuando tú hablas con la gente del Municipal, toma el teatro como si fuera su casa. Uno se da cuenta de que también quiero mucho mi teatro, pero nos hace falta ese amor que se ve en los ojos y en la cara de las personas cuando hablan del Municipal”, concluye Miguel Valenzuela, del Teatro Regional de Rancagua.