Fallece Fernando Puiggrós, maestro apuntador del Municipal de Santiago

Este lunes 27 de agosto falleció Fernando Puiggrós, apuntador en el Municipal de Santiago desde comienzos de los años ochenta.

 

Su labor como apuntador, aunque anónima, era vital, pues consistía en observar la presentación de un espectáculo de ópera desde la tradicional buca del apuntador o el costado izquierdo del escenario y ayudar, mediante una frase o gestos, a que los cantantes no olvidaran sus ataques musicales.

Puiggrós nació en Montevideo en 1945. Estudió dirección de orquesta y composición en el Conservatorio Nacional de Música de Montevideo. Fue profesor de historia de la ópera en su natal Uruguay y trabajó en el Sodre como maestro interno y apuntador. Fue maestro de canto y apuntador en el Liceu de Barcelona y llegó al Municipal de Santiago en 1982, convirtiéndose en el primer apuntador estable del teatro y en jefe del Archivo Musical, servicio que prepara las partituras de ópera para solistas, cantantes del Coro del Municipal de Santiago y músicos de la Orquesta Filarmónica de Santiago. 

En sus casi 35 años de carrera en el Municipal tradujo libretos y apuntó a grandes artistas. Trabajó con obras en inglés, francés e italiano, así como en alemán, ruso y checo, y su conocimiento fue fundamental para el estreno en Chile de numerosas títulos, desde la Tetralogía de Wagner y Diálogos de carmelitas, hasta Fulgor y muerte de Joaquín Murieta y Auge y caída de la ciudad de Mahagonny. Fue un protagonista indispensable en el proceso de creación de El Cristo de Elqui, estrenada en junio de este año.