Fallece Víctor Alarcón, figura fundamental de la música coral en Chile

Este domingo 30 de septiembre falleció Víctor Alarcón, reconocido director de coro y académico, director docente y musical del programa Crecer Cantando del Municipal de Santiago.

 

“Curiosamente, nunca siento que trabajo. Es la maravilla de esta vocación, porque la música y la pedagogía te renuevan y energizan, aunque tengas muchas horas de trabajo”. Apasionado y alegre, Víctor Alarcón dedicó su vida a la música. Como afirmaba en la frase de esa entrevista, el destacado músico nacional, que falleció este domingo 30 de septiembre, desarrolló una labor fundamental en la difusión del canto coral en Chile, como formador de directores y cantantes profesionales y amateurs, además de fundador y director de innumerables agrupaciones corales.

Nació en Punta Arenas hace 59 años y se vinculó con el canto desde niño, junto a su familia. En la adolescencia formó parte del grupo magallánico Patagonia 4, hasta que se trasladó a Santiago para estudiar Pedagogía en Música en la Universidad Católica y Canto en el Conservatorio de la Universidad de Chile. Comenzó su carrera como solista, pero pronto descubrió su verdadera vocación: la dirección coral.

Formó parte del equipo del Municipal de Santiago desde 1988, primero como monitor de Crecer Cantando y desde 1992 como director docente y musical del programa que por más de tres décadas ha llevado el canto coral a la formación de niños y jóvenes de todo Chile. “Crecer Cantando es un proyecto de educación por el arte . Tiene la concepción de que podemos aprender una cantidad de elementos valoricos, artísticos y humanos a través de una experiencia artística. Y la experiencia es cantar”, decía en otra entrevista.

Esa misión lo llevó, durante más de treinta años y junto a otros profesionales, a recorrer todo Chile para formar a más de mil directores de coro de establecimientos educacionales y a organizar el Concurso Coral Nacional Crecer Cantando, que ha contado con la participación de más de 200.000 escolares. En 2004, además, creó el Coro Crecer Cantando con una selección de estudiantes que son parte del programa, una agrupación íntimamente ligada a su par instrumental, la Orquesta Sinfónica Nacional Juvenil, que se ha presentado en conciertos, óperas y ballets del Municipal de Santiago en varias ocasiones y que ha sido semillero de cantantes profesionales. Alarcón tenía la convicción de que a través de ese trabajo, el gusto por la música penetraría en miles de familias chilenas.

En ese mismo espíritu de difusión del canto coral, formó otras agrupaciones, entre las que destacan los coros de Estudiantes Universidad Católica, Bellas Artes y el ensamble vocal Concerto Vocale, con los que realizó conciertos tanto dentro como fuera de Chile. También organizó innumerables temporadas de conciertos como la Temporada de Música Sacra UC y, recientemente, el proyecto Bach Santiago, iniciativa que busca interpretar íntegramente las 209 cantatas de Bach. A través de estos proyectos, regaló al público nacional la posibilidad de escuchar un vasto repertorio, desde música antigua hasta obras contemporáneas, además de música latinoamericana y chilena.

Asimismo, llevó pasión por la enseñanza al ámbito universitario. Fue formador de varias generaciones de estudianes del Instituto de Música de la Universidad Católica, creó y lideró programas de extensión y postgrado vinculados a la dirección coral y realizó clases magistrales en diferentes casas de estudio.

La búsqueda de la excelencia era su forma de trabajar y su labor fue ampliamente reconocida. Recibió el Premio de la Crítica en 2000, 2002 y 2003, en 2001 fue condecorado como Ex-alumno Destacado UC y en 2011 fue declarado Ciudadano Destacado de su ciudad natal, Punta Arenas. Junto al equipo de Crecer Cantando recibió el premio a la Gestión Educacional del Consejo Chileno de la Música, filial UNESCO (2003) y con ellos participó en 2008 en el estreno mundial de ópera Viento Blanco, del compositor chileno Sebastián Errázuriz (Premio de la Crítica 2008 en la categoría Ópera Nacional). En 2009 fue parte del estreno en Chile de Orfeo de Claudio Monteverdi, junto al Coro de Estudiantes UC y la Compañía Ópera UC, que obtuvo el Premio a la Crítica 2009 en la categoría Ópera Nacional.

Velatorio y funerales

Los restos de Víctor Alarcón serán velados durante la tarde del domingo 30 de septiembre y el lunes 1 de octubre en el Centro de Extensión de la Universidad Católica (Alameda 390) y sus funerales se realizarán de forma privada luego de una misa en el Salón Fresno de la misma casa de estudios, a las 9:30 horas de este martes 2 de octubre.