Espere por favor ...

Wagner · Strauss · Mahler

Concierto 7

Entre el 16 y el 17 de octubre de 2020

Director musical: Pedro-Pablo Prudencio
 
Descrita por su compositor como su “última carta”, Parsifal es, en efecto, la ópera final de Richard Wagner. Su libreto reúne aspectos míticos y metafísicos, recurriendo a un panteísmo que combina dog- máticas como el budismo y el cristianismo. Musicalmente, ha sido comprendida como testimonio del continuo desarrollo estilístico de su compositor; muestra de su tránsito hacia sonoridades más diáfanas y brillantes, aunque sin descuidar las búsquedas wagnerianas más íntimas, como lo muestra su refinada y trabajada obertura, una de sus secciones más aclamadas.

Las Cuatro últimas canciones constituyen, como su título lo anticipa, la última obra de Richard Strauss. Estrenados póstumamente en 1950, estos lieder para soprano y orquesta conservan la sonoridad, factura y búsquedas armónicas de la canción posromántica, mientras que su texto reflexiona acerca de la muerte cercana e inevitable, conformando una obra representativa de un compositor maduro, que hacia mediados del siglo xx, aún rememora el lenguaje y estética que lo vio surgir.

 
Escrita entre 1899 y 1900, la Sinfonía nº 4 de Gustav Mahler es una de sus sinfonías más breves, pero también una de las que más trabajo le implicó. Escrita a cuatro movimientos, es una pieza singu- lar dentro de su producción sinfónica, pues se aleja del carácter más intenso y dramático que caracterizaban al compositor y se vuelca hacia una poética más clásica, liviana y tradicional. Absolutamente lírica en su concepción, la Sinfonía nº 4 incluye un lied para soprano y orquesta en su último movimiento; una canción de júbilo sobre las bondades celestiales y celebración a la vida.

PROGRAMA

 
Richard Wagner
Obertura de Parsifal
 
Richard Strauss
Cuatro últimas canciones
Soprano: Yaritza Véliz
 
Gustav Mahler
Sinfonía nº 4
Soprano: Yaritza Véliz
 
Orquesta Filarmónica de Santiago